El sumiso carga con un infierno interno o mejor café que té helado.

Hablemos de la sumisión, que como definición lo podemos explicar como alguien que se somete. Yo me pregunto, porque somos sumisos, porque nos sometemos, será solo por falta de auto estima,
Parece ser que aveces, cuando uno se cansa de ser, de pelear por ser, de imaginar ser, de tantas cosas antes de ser.

Nos sometemos, y no solo a una persona, a la inercia de la vida, a la monotonía, a la sociedad, a las metas ajenas, al compromiso adquirido, a las expectativas, al qué dirán.
A tantas cosas, y cual seria el antídoto, pues yo me imagino solo uno, atreverme para darme cuenta de que hago las cosas por mi y no por todo lo que esta a mi alrededor, que me río por mi y no por satisfacer a los demás, que sueño por mi y no por lo que la sociedad ha definido para mi.
Se lee muy fácil, pero es terriblemente complicado, ya que todo esto que te atrapa, ni cuenta te das que vas cayendo en sus fauces. Como en la escena de la película de buscando a nemo, donde en las profundidades del mar, el pez con una luz, atraía a sus presas, haciéndolas creer que es algo maravilloso para ellas, todo con el fin de comérselas. Así nuestra vida, si nos dejamos llevar por lo que la sociedad nos define y nos hace creer que es maravilloso, cegándonos al verdadero placer que conlleva ser uno mismo.

¿y tu, ya despertaste o sigues dormido en el retrato de tu vida perfecta?


Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Soy buena en esto o los planetas se alinearon

Tranquilidad y tiempo