despertando a la armonía

Y entonces tienes 40 años..y te despiertas y te das cuenta que verdaderamente eres tan feliz que no te cabe en este cuerpo, jorobado, rechoncho de partes que no sabias que podían estirar, de dolores que solo los habías visto en las noticias o en las películas de dramas o en las cómicas donde al final todo fue un sueño y despiertas con un cuerpo escultural de 25 años, con la vida por delante y por supuesto, con el galán de moda a tus pies.
Sin embargo, soy feliz, claro que eso les digo hoy 26 de enero del 2015, porque mañana igual y quiero llorar, y me arrepiento y demás sentimiento que pueden salir a relucir por alguna frustración guardada como un tesoro en mi corazón y que de vez en cuanto salen para darme cuenta que esto no se acaba hasta que se acaba. Es un crecimiento constante, no se si soy depresiva, pero verdaderamente, hay días, (como hoy) que no quepo de felicidad, que mi cuerpo, salta de alegría y paz interior. Me siento plena, me siento bendecida, afortunada con decirles que hasta me siento mas delgada. Claro que mi ropa no me deja seguir creyendo esto como una verdad absoluta, pero mientras el resorte aguante.. nosotros seguimos pensando en este proceso como un feliz final.

¿y ustedes? ¿cómo se sienten hoy?

bonita noche feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Tranquilidad y tiempo

Soy buena en esto o los planetas se alinearon