Haiga... Sido.....

Hoy leo con profunda curiosidad, que la palabra hablada es regida por los hablantes, osease por nosotros mismos y de este modo, somos la herramienta discriminadora y selectiva y por decirlo mas claramente señaladora de todo aquel que no utiliza las mismas formas, que ellos(nosotros) llaman "aceptable". Estoy consternada porque yo misma, una ferviente rebelde de la ortografía hablada y escrita, me siento aludida con esas declaraciones, es decir, que a la fecha y desde remotos tiempos hay bullying literario, el cual yo he sufrido, debo aceptar y que hasta en el trabajo debo buscar mejorar, para de esta forma ser incluida.
Sera que la sociedad intelectual se ha dado cuenta de esto? O solo yo con mi sentido práctico de la lectura?

Día gris con zeta.

Comentarios

Entradas populares