Y me lastimas

Y ni cuentas te das, cuando el rocío recorre las dunas debajo de mis ojos, ni cuando el dolor se externa por mis anteojos, ni cuando mis latidos se van frenando, quisieran parar, para no escuchar, para no ver mas, para no brillar mas en la penumbra de tus palabras, que solo retumban y resuenan por toda mi piel, descarapelandola, desollandola, de la juventud, de la emotividad, de la esperanza del ayer, del olvido del mañana. Agotando la luz del prisma de mis entrañas. 
Y quiero gritar que te vayas y me dejes, que me entregues mis sandeces, que yo sola hago malabares para disfrutar cada minuto con mi jovialidad y mis tropieces.
Y no te ves, como espantas la añoranza del amigo que ya no alcanza a tomar la mano y escoltar la confianza que termino en remembranza. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Soy buena en esto o los planetas se alinearon

Tranquilidad y tiempo