Y compito o no?


Cuando hago ciertas actividades recreativas en mi clase me doy cuenta que tenemos una naturaleza muy muy competitiva y pensando en el tema que hemos tratado en las entradas pasadas, la felicidad, que tanto el ser competitivo y ganar o perder me hace mas o menos feliz.

El ego es tan grande que te engaña, pero tampoco podemos vivir en la conformidad del fracaso, hasta donde debemos luchar por ser los mejores entre todos, y hasta donde debemos luchar por ser mejores cada día competiendo solo contra nosotros mismos.

¿qué opinan?

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Tranquilidad y tiempo

Soy buena en esto o los planetas se alinearon