Espresso y pie de queso

Pinned Image
Hoy estoy en un cafecito lindo cerca de la clase de ballet de mi hija, ella esta disfrutando esta oportunidad y yo aquí esperándola.
Tengo una música relajante en el oído, me acompaña el cielo, unas macetas con sus plantas verdes y frondosas de adorno, pareciera que ambos quieren conversar conmigo. Yo les digo que ahora no, porque estoy planeando mi vida ahora que es el regreso a clases de mis hijos.
El viento cálido opina que me relaje, que la vida pasa tan rápido que como para qué me abrumo.
Hay una palmera enorme que no deja de vernos, tal vez la invite a la platica porque puede darme su punto de vista acerca de mis dudas.
El tinaco que esta arriba del techo se disgusta al verse ignorado pero sinceramente yo no he invitado a nadie, todos ellos se ofrecieron solos a ayudarme.
El café y el pastel endulzan la brisa de lluvia que llega de repente, palpitando como adolescente besada por primera vez.

Y yo finalmente cierro mi agenda, pago la cuenta, camino de regreso al salón por mi hija y tomo mi vida como la deje antes de este suspiro de inspiración.

GRACIAS por acompañarme

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Tranquilidad y tiempo

Soy buena en esto o los planetas se alinearon