un concierto hace muchos años...

Transportarme a ese momento


A ese día donde tu tan lejos

Tocabas para mí

Cantabas para mí

Yo gritaba y agitaba mis brazos

Para tratar de llamar tu atención

Eran miles de personas las que nos separaban

Mi boleto tan solo costaba 20 dólares

Los boletos de la primer fila estaban en más de mil dólares

No importaba, era nuestra cita

El mundo desaparecía cada vez que comenzabas una nueva canción

Las luces solo nos iluminaban a ti y a mí

Tu guitarra me señalaba en cada acorde

Y con el micrófono en mano

Tus ojos solo me veían a mí

A nadie más

La sonrisa vuelve a mis labios al volver a escucharte

Al recordar tus videos

Grabados y dedicados solo para mí

Un amor tan grande no puede volverse realidad

Porque los sueños son eternos y tan extraordinariamente grandes que la realidad se inclina ante ellos para dejarlos existir y así las princesas como yo, siempre tengamos ese palacio para ir a refugiarnos y seguir pensando en ellos.

Este gran sueño es mi amor platónico BRYAN ADAMS que lo fui a escuchar a un gran estadio cuando vivía en Montreal, Canadá…

BONITO MARTES

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Tranquilidad y tiempo

Soy buena en esto o los planetas se alinearon