sin título

Y como siempre llegaste por mí


Te veías cansado

Con la mirada lejana

Pensé en problemas de trabajo

Subimos al coche

Viajamos

Seguías distraído

Me contuve

No cuestione

De pronto desconocí el rumbo

A donde íbamos

No quise cuestionar

En el fondo del camino vi. una luz

Cada vez iba creciendo más y más

Y llegamos por fin

Un hermoso umbral lleno de velas y flores

Un castillo alumbrado de forma elegante y tenue

Una hermosa guarida para el amor

Para el placer

Todo esto solo para mí

Copas de vino

Quesos

Tu aroma y el mío

Música en vivo

Violines

Romántica derrota

Tu cuerpo sobre el mío

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Tranquilidad y tiempo

Soy buena en esto o los planetas se alinearon