Cuando lo prohibido es lo bonito

Después de una larga platica con varias amigas, me dí cuenta que muchas veces nos dejamos llevar por esta sensación de lo prohibido. Nos llama la atención, nos hace sentir como un cosquilleo que atrae, que se siente bien, hasta puede decirse que se convierte en un vicio.

El otro día le leí un cuento a mis hijos que hablaba acerca de cómo los hombres a pesar de que tienen todo para ser felices, siguen buscando y buscando, y en este cuento habla de un rey que tiene riquezas, poder, todo todo, sin embargo se pone a buscar a un duendecillo porque quiere una barca que vuela. El duendecillo se lo concede con la condición que lo acompañe hasta su casa, el rey acepta pero tardan muchisimos años en llegar a la casa del duende, al final el duende le da la barca que vuela, diciéndole que no le cobraba nada, el hombre extrañado le preguntó la razón y el duende le dijo que ya le había pagado con todo el tiempo que le había dado, y que cómo era posible que no se había dado cuenta, que tenia todo en su reino y ahora ya no tenia tiempo para disfrutarlo.

Creo que esto nos pasa, no valoramos todo lo que tenemos en casa, en el trabajo, en la familia... y luego si hay algo que no es nuestro pero cabe la posibilidad de obtenerlo, se enciende esta adrenalina y lo quieres, lo deseas, luchas por el.....

En fin, hay que reflexionar exactamente por qué estamos luchando, hacia donde estas dirigiendo tus fuerzas y disfrutarlo enormemente, el trayecto a alcanzarlo y al tenerlo.

Les deseo un bonito miércoles.
Gracias por leerme....

Comentarios

rodri ha dicho que…
me gustó tu post...y el cuento...coincido contigo. Gracias a ti.
BESOS
LOLI ha dicho que…
Tienes mucha razón,pero ese cosquilleo es tan apetecible,jajaja
UN BESAZO GUAPA
Profesor de apoyo ha dicho que…
Rodri... gracias por la visita...

Loli... por eso atrae tanto... es realmente maravilloso jajajaja

un abrazote!!!!

Entradas populares de este blog

FIN DE SEMANA LARGO

Tranquilidad y tiempo

Soy buena en esto o los planetas se alinearon