Mujer


No quisiera despertar
En mi sueño ya no estas
El amargo caminar
De un cielo sin nublar
Es temida la mujer
Que se entrega sin querer
Para qué buscamos ya
Se ha ido sin sollozar

Un nido ha plantado ya
Las mariposas silbando van
Bienvenida debe estar
En el bosque sin afán

Sera largo el reflexionar
En silencio y sin molestar
Es humilde el corazón
Que te odia sin razón

La alegría viene y va
El árbol crece sin cesar
Es mi vida tu opinión
Que se deja olvidada en un cajón.

Y no es solo el malestar
No te tengo
No hay razón
Al caminar sin avanzar
O el llorar sin abrazar

La luna solo viene a pensar
y se entrega con mandato
de aquel insensato
que abrió el puente
y te reconoció al olvidar.

Comentarios

Entradas populares