La tristeza


Es terrible darte cuenta como la tristeza de repente te embarga, pero tal cual como película, empieza tu cuerpo a pintarse de color gris, tu sonrisa, tus ojos, tu todo, y es un escalofrío general, donde esa gran energía que hacia unos segundos irradiaba, ahora se vuelve hacia ti y te sume en un canal por debajo del nivel normal.


Es como si de repente te empiezas a achicar como en la película de Alicia en el país de las maravillas, tomas la galleta la muerdes o tomas el frasquito y le tomas y todo es mas grande, todo es mas difícil, todo es mas y tu eres menos.


Mis ojos se reusan a llorar, entonces duelen, mi cuerpo llora en silencio porque yo no lo dejo externarlo, me siento impotente, me siento TRISTE, solo quiero abrazar a alguien y llorar y llorar, solo quiero eso, tal vez BORRAR seria bueno, OLVIDAR, lo que no se puede, hay que ENFRENTAR, y creo que tampoco puedo, o mas bien no se como, lo veo como esas montañas que tenemos aquí alrededor, lejanas, asperas, sombrías, difíciles de caminar, de escalar, de conquistar.


Quiero gritar y decir que yo no puedo con esto, que no lo quiero, que no soporto estar así y sobretodo, NO ME LO MEREZCO, ni esa persona, y toda la responsabilidad es mía, es mi culpa....


Me nublo, me pongo grisácea...me estremezco, leo mucho al respecto de lo que hay que hacer, como dijera un buen amigo " la teoría la tengo clara, pero la practica es lo que me falla"


Necesito llorar para levantar el vuelo, definitivamente... hay que quitar esta carga del dolor para poder APECHUGAR...


un abrazo para todos los que lo necesitan tanto como yo.

Comentarios

pande... ha dicho que…
No te avergüences es bueno llorar, dejar resbalar las lágrimas por tus mejillas, y te aseguro que al día siguiente, o al otro, o al otro, todo lo vas a ver mucho mejor.

Te lo aseguro, no quiero ponerte ejemplos, porque ningún dolor es comparable siempre, que le haga sufrir a alguien. Hay personas que son quejicas por naturaleza, eso es harina de otro costal, pero lo que te acontece es muy normal, a mí me ha pasado una y mil veces en mi vida, llora, externa, ya verás que bueno es, te lo garantizo, tú prueba, y no te sientas nunca mal por ello.

Un fuerte abrazo.

Maite

Entradas populares